Este sitio se actualiza de lunes a viernes, de 18:00 a 20:00 horas.

Este sitio se actualiza
de lunes a viernes,
de 18:00 a 20:00 horas.

La novela que dio paso al fen贸meno mundial de Netflix: Gambito de dama

Publicado el Mi茅, 20/01/2021

EFE

Barcelona, 20 Ene.- La novela "Gambito de dama", convertida en una serie televisiva de 茅xito mundial, introduce al lector en el complejo mundo del ajedrez y de sus derivadas psicol贸gicas, mostrando adem谩s la excelente relaci贸n de la narrativa con el juego de reyes, un maridaje que se ha traducido en innumerables obras desde hace d茅cadas.

De hecho, son tantas las novelas que han transitado por el universo ajedrec铆stico que se podr铆a considerar un subg茅nero dentro de la novela, y no hay a帽o que no aparezca alg煤n t铆tulo que aproveche las peculiaridades de los escaques para trenzar tramas diversas, generalmente de tipo hist贸rico, polic铆aco o de espionaje.

Escrita por el norteamericano Walter Tevis en 1983, "Gambito de dama" -o "Gambito de Reina", en una traducci贸n anterior- regresa esta semana a las librer铆as espa帽olas aprovechando el tir贸n de la miniserie protagonizada por Anya Taylor-Joy, con un argumento que combina aspectos de la biograf铆a del autor con la trayectoria del prodigioso Bobby Fischer.

La misma invenci贸n del ajedrez tiene su propia leyenda, la del rey -o brahm谩n- para quien un sabio ide贸 el juego con el fin de que se distrajera y el jerarca quiso compensarle con lo que deseara, a lo que el ingenioso consejero respondi贸 que solo ped铆a un grano de trigo en la primera casilla, y que se fuera duplicando en las siguientes... con lo que result贸 que no hab铆a trigo suficiente en el reino para su recompensa.

El reino de Caissa ha interesado a los escritores desde mucho tiempo atr谩s, y m谩s all谩 de los diversos tratados sobre el juego de la 茅poca medieval, uno de los primeros que se interes贸 sobre el mismo fue Edgar Allan Poe, cuando en 1836 public贸 el ensayo 鈥淓l jugador de ajedrez de Maelzel鈥, en el que describ铆a el famoso aut贸mata del siglo XIX 鈥淓l Turco鈥, para concluir que la intrigante m谩quina escond铆a a un jugador experto en su interior.

Otro escritor pionero en la introducci贸n del ajedrez en sus relatos fue Lewis Carroll, quien en 鈥淎 trav茅s del espejo y lo que Alicia encontr贸 al otro lado鈥 (1871) lleva a su protagonista a jugar una alocada partida, y de 1882 data el relato con referencias ajedrec铆sicas 鈥淢i entierro. Discurso de un loco鈥, de Leopoldo Alas, 鈥淐lar铆n鈥.

La eclosi贸n del ajedrez moderno en el siglo XX, con la irrupci贸n de campeones como Capablanca y Alekhine, relanzan la relaci贸n del juego con la literatura, y as铆 Unamuno publica 鈥淟a novela de don Sandalio, jugador de ajedrez鈥 en 1930, el mismo a帽o en que aparece "La defensa", de Vladimir Nabokov, en la que el gran maestro Luzhin tiene caracter铆sticas del campe贸n ruso, mientras de 1938 es "Murphy", de Samuel Beckett, donde el protagonista juega un absurda partida con un paciente de un psiqui谩trico.

La ascensi贸n del nazismo da lugar a una de las obras m谩s conocidas de esta simbiosis, 鈥淣ovela de ajedrez鈥, del escritor austr铆aco Stefan Zweig, una denuncia de la tortura psicol贸gica y en la que un prisionero de la Gestapo elude la locura de la incomunicaci贸n total reproduciendo partidas en su cabeza.

El r茅gimen nazi y la II Guerra Mundial han inspirado a muchos escritores, que han transformado la lucha sobre el tablero en una pugna entre el bien y el mal, y en este terreno encontramos 鈥淓l maestro y el escorpi贸n鈥 (1991), de Patrick S茅ry, 鈥淟a variante L眉neburg鈥 (1993) y 鈥淭eor铆a de las sombras鈥 (2015), de Paolo Maurensig, "Amphitryon" (2000), de Ignacio Padilla, o 鈥淭ablas por segundos鈥 (2004), del lituano de origen jud铆o Icchokas Meras.

La Guerra Fr铆a se ha visto igualmente representada por los bloques de blancas y negras en obras como 鈥淔uneral en Berl铆n鈥 (1964), de Len Deighton, donde cada cap铆tulo se inicia con alguna regla del ajedrez, o 鈥淓l rizo鈥 (1974), de Robert Littell, un juego entre esp铆as al ritmo del desarrollo de una partida.

El g茅nero negro es terreno abonado para introducir a jugadores y trebejos entre sus p谩ginas, y la reina de la novela polic铆aca, Agatha Christie, se aprovech贸 de ello en 鈥淟os cuatro grandes鈥 (1927), Philo Vance en 鈥淟os cr铆menes del 'obispo'鈥 (1929), William Faulkner en 鈥淕ambito de caballo鈥 (1949), Ellery Queen en 鈥淓l jugador de enfrente鈥 (1966), Stephen L. Carter en 鈥淓l emperador de Ocean Park鈥 (2002) y Juan Soto Ivars en 鈥淎jedrez para un detective novato鈥 (2013), por citar algunos ejemplos.

Otros t铆tulos que combinan novela polic铆aca con la hist贸rica son el que fue superventas mundial 鈥淓l ocho鈥 (1988), de Katherine Neville, 鈥淟a tabla de Flandes鈥 (1990), de Arturo P茅rez-Reverte, 鈥淧e贸n de Rey鈥 (1998), de Pedro Jes煤s Fern谩ndez, y 鈥淶ugzwang鈥 (2007), de Ronan Bennett.

En un 谩mbito menos clasificable se sit煤an obras como "La torre herida por el rayo", de Fernando Arrabal, con la que consigui贸 el premio Nadal de 1982, "Un combate y otros relatos" (1995), de Patrick S眉skind, "Ajedrez" (2005), de Rub茅n Gallego, "Mate jaque" (2009), de Javier Pastor, o "El hechizo de Caissa" (2011), de Fernando Ortega.

La ciencia ficci贸n ha sido un campo donde tambi茅n ha proliferado la bibliograf铆a ajedrec铆stica, y uno de los primeros autores que explotaron esta v铆a fue Edgar Rice Burroughs, el padre de Tarz谩n, quien en 鈥淓l ajedrez viviente de Marte鈥 (1922) lleg贸 a inventarse un 鈥渁jedrez marciano鈥, el jet谩n, con un tablero de 100 casillas, piezas con peculiares movimientos y todo un compendio de reglas.

A帽adir nuevo comentario

Contenido reciente